Si has llegado hasta aquí quiere decir que estás luchando por salvar tu matrimonio y consideras que la terapia de pareja puede ser la solución para dichos problemas. Si es ese tu caso, sólo me queda felicitarte y darte ánimos porque ya has dado el primer paso. En este sitio encontrarás mucha información sobre los problemas de pareja, ¡descúbrela!

¿Qué es la terapia de pareja?

También denominada o conocida como psicoterapia para parejas, consiste en un número indeterminado de sesiones psicológicas donde un especialista o terapeuta en psicología matrimonial tratará de resolver los conflictos conyugales abordando directamente sus causas.

Al mismo tiempo, enseñará a ésta a cómo detectar dichos conflictos prematuramente para poder prevenir en la manera de lo posible futuros problemas de pareja.

¿En que consisten las sesiones?

Primeramente el psicoterapeuta en la terapia de pareja realizará un análisis detallado de los  problemas de la relación, para que después, en base a las posibilidades y características de la misma, pueda guiarla de una forma rápida y segura hacia su principal objetivo: resolver sus conflictos. La clave de una buena terapia va a girar en torno a un eje principal: la comunicación.

Es muy importante que cuando queramos resolver los problemas tratemos de dialogar siempre en todos los casos. Los dos cónyuges tienen que conocer los aspectos de su personalidad (así como los problemas o dificultades de la vida), que pueda incomodar o preocupar a la otra parte.

Si no nos comunicamos con nuestra pareja, ¿cómo pretendemos encontrar comprensión si ni siquiera sabe lo que nos sucede? Si no dialogamos estaremos dando el primer paso para crear un verdadero problema, ya que esa falta de comunicación es una de las principales causas de ruptura.

Por lo tanto, podemos afirmar que la mejor manera de prevenir los problemas es dialogando, pero es necesario remarcar que hablar es muy diferente a discutir.

En la mayoría de las terapias, el psicoterapeuta nos enseñará a controlar los impulsos emocionales y a mantener la calma. Por otra parte, aprenderemos a desarrollar nuestras habilidades comunicativas para resolver los problemas más eficazmente y de una manera más relajada.

La experiencia parece indicar que esta mejora la convivencia en las relaciones en al menos el 75% de los casos, con mucho mejores resultados cuando los dos cónyuges se esfuerzan en seguir el tratamiento.

Estos tratamientos suelen realizarse en consultas privadas acudiendo los dos integrantes del matrimonio a la vez.

Sin embargo, en numerosas ocasiones es necesario que dichas consultas sean individuales para abordar mejor algunos problemas en la intimidad. En Estados Unidos se ha experimentado hacer las sesiones de manera grupal o incluso en centros de orientación universitaria con resultados muy positivos.

¿En que consisten las sesiones de terapias de pareja?

¿Cuáles son las principales causas de los problemas de pareja?

Son varias causas las que pueden provocar problemas dentro de una relación. Entre ellas podríamos destacar las luchas por el poder o control en el entorno familiar, insatisfacción o disminución de las relaciones sexualesfalta de fluidez en las comunicaciones, o incluso discusiones por problemas económicos.

No es raro que se junten varias de ellas porque indirectamente están relacionadas.

En caso de que el problema sea una infidelidad, tenemos que prestarle una especial atención. Desgraciadamente la infidelidad es uno de los problemas más comunes y graves que se producen en las relaciones, y posiblemente, sea el que más daño les puede hacer a largo plazo.

No importa la voluntad en querer olvidar el suceso: el recuerdo siempre volverá para impedir que seamos felices. Por eso, lo más recomendable es intentar acudir a una terapia lo antes posible. Un consejo es no intentar tapar el problema sin curar las heridas porque al final nos estallará en la cara.

¿Cuándo se debe o puede acudir?

Esta es una pregunta difícil de responder puesto que cada caso es diferente, y cada persona tiene una manera distinta de afrontar los problemas. Sin embargo, generalmente todos los casos siguen un patrón común: la pérdida paulatina de felicidad en la vida conyugal.

Uno de los principales problemas es que hay casos en los que los cónyuges no deciden acudir a una terapia hasta que ya es demasiado tarde. En algunas ocasiones, incluso hay quien se lo toma como la última opción, y así poder decirse a sí mismo: “lo he intentado todo”. Obviamente, esta situación es la más complicada ya que de entrada no hay una buena predisposición, algo fundamental.

Por lo tanto, muchas de las parejas que acuden a estos tratamientos lo hacen después de más de cinco años de infelicidad y discusiones. Es importante saber que una situación de este tipo se agrava si se alarga en el tiempo. Por eso, es de vital importancia detectar los primeros indicios para acudir cuanto antes a la terapia de pareja.

¿Cuál es el precio y la frecuencia de las sesiones?

El precio suele rondar los 55 € y 80 € con una duración de una hora aproximadamente, aunque esto dependerá del profesional. Sin embargo, difícilmente se conseguirá solucionar el problema en una sola sesión.

En el primer mes la frecuencia suele ser semanal, aunque dependiendo del caso, las sesiones pueden realizarse cada dos semanas. La primera fase semanal es de evaluación,  y después de ésta, comienza la fase de terapia. En esta segunda fase, dependiendo de la situación, se acudirá cada quincena o también una vez a la semana en casos puntuales.

¿Cuál es el precio y la frecuencia de las sesiones?

¿Las terapias para parejas funcionan?

Bueno, esta es la clásica pregunta que todos se hacen antes de ir a terapia. La realidad es que generalmente sí, pero va a depender fundamentalmente de la voluntad de los dos cónyuges. Si tanto una parte como la otra ponen de su parte y se esfuerzan en cambiar, el éxito será más fácil de alcanzar.

En cambio, si no hay un convencimiento e interés se dificulta mucho el proceso.

¿Qué hacemos si el tratamiento concluye sin resultados positivos?

Como dijimos anteriormente, la tasa de éxito de una terapia de pareja es bastante alta, de hecho es la mejor manera para solucionar los problemas conyugales. Sin embargo, también es verdad que o bien porque no se ha puesto el interés suficiente, o los problemas eran demasiado graves, o por la causa que sea, el tratamiento concluye sin resultados positivos.

Recuerda que el objetivo de este tipo de sesiones es lograr solucionar los problemas en la relación y en algunas ocasiones, la solución misma será acabar por cortar la relación.

En estos casos, la mejor solución es intentar que la ruptura o divorcio se haga de la manera más amistosa posible, para que así al menos pueda haber una relación cordial. Sobre todo cuando hay niños de por medio.

6 ejercicios de la terapia de pareja

Muchas personas se preguntan constantemente qué tipos de ejercicios de terapia para parejas pueden realizar para mejorar la salud de sus relaciones, así que toca hablar de ello. La realidad es que existen bastantes ejercicios para hacer en pareja, y que además los puedes hacer en casa. Todo en uno ;).

En muchos casos, el problema fundamental es que debido a las responsabilidades que se tiene con en la vida laboral, las tareas del hogar, los niños, la familia, etc, es muy difícil encontrar ese tiempo necesario para cuidar de nuestras relaciones.

Es el momento de poner un freno a esta situación, ya que para que haya una conexión especial con una persona, necesitas cultivarla y esforzarte en pasar buenos momentos con ella.

6 ejercicios de terapia de pareja

Aquí tienes una lista de las 6 actividades que se pueden hacer en las psicoterapias para parejas:

1. Pregúntale qué has podido hacer que le moleste

Antes de dormir, pregunta a tu pareja qué has hecho durante el día que le haya podido molestar. Es muy recomendable que esas pequeñas cosas se vayan hablando para no crear un cúmulo de pequeños resentimientos que terminan transformándose en una montaña.

2. Haz una lista de agradecimientos

Creo que éste es uno de los ejercicios de terapia para hacer en pareja que creo que puede dar mejores resultados.

Dedica algunos días para escribir todas aquellas cosas que haya hecho tu pareja y que te han gustado o te han hecho sentir bien. ¡Seguro que hasta disfrutas haciéndola! No tienen que ser grandes actos, simplemente pequeños detalles que te hacen sentir mejor y que te recuerdan lo mucho que le quieres.

Por supuesto, esa lista es para leerla juntos y reforzar los vínculos afectivos. ;)

3. Encuentra la manera de resolver los conflictos antes de dormir

Parecido al primer punto, pero esta vez hablamos de los conflictos que ya hayamos tenido y que hayan causado una discusión.

Es importante intentar resolverlos, ya que el no hacerlos se puede evolucionar a una situación de frustración o resentimiento. Además, si no se presta atención a estos detalles, puede acabar transformándose tu vida en pareja en una auténtica relación tóxica.

También es importante que las dos personas cedan para llegar a un punto en común y que deje contenta a las dos partes. La mejor manera es tratar de hacerlo en calma cuando se ha enfriado el ambiente.

4. Haz junto a tu pareja una lista de cosas que queréis hacer juntos

Esto puede ser muy positivo, y además, puede que existan muchísimas actividades que os encantaría hacer juntos. El ejercicio es muy simple: te sientas un día con tu pareja y confeccionáis una lista de 5 cosas realizables que os gustaría hacer.

Todos los meses vais realizando y eliminando uno de los elementos de dicha lista (o lo repetís si os ha gustado mucho).

5. La hora de la inmunidad honesta

Esta hora es el que más me gusta de todos los ejercicios de terapia. Un día a la semana, cada integrante de la pareja tiene unos minutos para decir lo que quiera. Por supuesto, la otra parte tendrá que aguantar estoicamente el chaparrón sin rechistar lo más mínimo (prohibido hablar ni inmutarse).

Es el momento para decirle a tu pareja lo que quieras, ya sea para decir de manera divertida cosas que no te gustan, o simplemente para burlarte de broma de él o ella (todo en el buen sentido). Se trata de pasar un momento divertido e intentar tomarse los cosas a broma. Es un ejercicio muy bueno para relativizar y quitarle importancia a los problemas.

6. Apunta las cosas que crees que puedes hacer y que le gustarán a tu pareja

A mí me gusta llamarle la lista del amor. Se trata de una lista de pequeñas (o grandes) cosas que podrías hacer para demostrarle el amor a tu pareja. Lo importante es que sean gestos en los cuales puedas demostrarle lo mucho que te importa y que se sienta querida/o.

Con estos seis ejercicios para hacer en pareja intentaréis mejoráis vuestra relación, y es posible que incluso los encontréis divertidos. Ya sé que para algunos os puede dar la sensación de que no he dicho nada nuevo, pero seguro que si os lo tomáis en serio y tratáis de hacer estos ejercicios, la relación tome otro sentido.

6 ejercicios de terapia de pareja

¿Qué seguros médicos tienen cobertura en psicólogos de parejas?

Desgraciadamente, la mayoría de las personas que contratan un seguro médico privado, no suele reparar en que éste posea cobertura psicológica, en este caso, cobertura en psicoterapia de pareja. En cierta forma es natural, ya que si no estamos padeciendo ni hemos padecido nunca ningún trastorno, no reparemos en dicha opción y la dejemos en segundo plano.

Sin embargo, cuando estos trastornos aparecen, es cuando lamentamos no tener contratado un seguro que cubra este tipo de asistencia.

Existen en España varias aseguradoras que disponen de esta cobertura y de los que podríamos beneficiarnos en los tratamientos para pareja. Por ejemplo, la primera que incorporó esta asistencia y abrió el camino fue Sanitas. Después siguieron sus pasos otras compañías aseguradoras, como podrían ser Mapfre, Caser o Santa Lucía entre otras.

Generalmente los seguros médicos tienen cubren unas 15-20 sesiones anuales, aunque esto puede variar en el tiempo.

Punto y aparte

Este sitio de información sobre la terapia de pareja lo hemos hecho con mucho cariño para intentar a ayudar a personas con problemas conyugales como podrías ser tú y tu pareja.

Por eso, si de verdad te ha servido de algo esta información, sólo pedimos que nos lo hagas saber usando uno de los botones de redes sociales que hay debajo en el pie de página, y así nos animarás a seguir con este proyecto.

Solo queda desearte suerte y darte ánimos. Esperamos que tú también seas feliz y que sigas visitando nuestro blog para seguir aprendiendo.